Quemadura de córnea por exposición a la luz ultravioleta (UV)

quemadura de cornea, quemadura corneal, quemadura en los ojos por soldadura, quemadura de sol en los ojos,

Hace poco, cuando me dirigía a mi casa después del trabajo, empecé a notar que tenía la vista un poco nublada y con algunas molestias en mis ojos; pero no le dí mucha importancia al asunto.

Cuando por fin llegué a casa, sentía mucho dolor en mis ojos, casi ni los podía abrir, y veía todo muy borroso, me había quemado la córnea con luz ultravioleta (UV).

¿Qué es una quemadura de córnea por luz UV?

La córnea es la parte más expuesta del ojo, es la cubierta cristalina que recubre el cristalino y el iris, su principal función es la de refractar la luz, siendo responsables de la gran mayoría del potencial visual del ojo, esto quiere decir, que la nuestra capacidad visual depende mayoritariamente de la córnea, de ahí su importancia.

La córnea puede dañarse al ser expuesta a radiación procedente de fuentes de luz ultravioleta; estos daños pueden afectar variablemente la capacidad visual del ojo, dependiendo de la fuente y el tiempo de exposición a la luz UV. Una quemadura del córnea por luz UV, se puede simplificar al decir que es similar a una quemadura solar en la superficie del ojo.

¿Cuales son las fuentes de luz UV que pueden ocasionar estas quemaduras?

Entre las principales fuentes de luz asociadas a las quemaduras de cornea, se encuentran:

El Sol.

Si miramos fijamente al sol por mucho tiempo, sufriremos este tipo de quemaduras en nuestras corneas. Los esquiadores y alpinistas sufren estas quemaduras, producto del reflejo del sol en la superficie de la nieve. Lo mismo puede ocurrir al reflejarse la luz del sol sobre la superficie del agua.

Luz de soldadura.

La luz del soplete, de las máquinas de soldar, puede quemar nuestras córneas, si no utilizamos la protección adecuada (máscara de soldador).

Lámparas de bronceado.

Si nos bronceamos en una de estas “camas bronceadoras”, sin los lentes de protección, es muy probable que suframos este tipo de quemaduras.

Lámparas UV.

Si estamos expuestos a equipos que utilizan fuentes de radiación en la región UV, y no nos protegemos, estamos directamente expuestos a quemar nuestra córneas; aunque sea en un intervalo de corto tiempo.

Síntomas de una quemadura de córnea.

Estos son los síntomas que yo experimenté, en orden de aparición:

Malestar.

Sentía la vista cansada, pesada; no era dolor, era un malestar, como el que se produce cuando estamos muchos tiempo trabajando en la computadora.

“basuritas” en los ojos.

Es la mejor manera de describirlo; era como si me hubieran echado arena en los ojos, no podía mantener los ojos abiertos por mucho tiempo.

Lagrimeo.

Debido al constante parpadeo, por las molestias en los ojos, empecé a lagrimar mucho, era como si estuviera llorando.

Dolor.

Me dolía la parte de atrás del ojo, similar a cuando tenemos dolor de cabeza y agachamos la cabeza, al hacer esto sentimos que se nos van a salir los ojos, esa misma sensación era la que estaba sufriendo.

Ojos inyectados de sangre.

Al mirar mis ojos en un espejo, la parte blanca del ojo (esclerótida), se encontraba roja y con muchos capilares marcados.

Quemaduras.

Empecé a notar que la piel alrededor de los ojos estaba quemada, similar a una quemadura por exposición a la luz del sol.

ENLACES PATROCINADOS

Tratamiento para una quemadura de córnea

El día siguiente después de presentar los síntomas (pasé una noche horrible), consulte a un médico, el cual me indicó, después de examinar mis ojos, que efectivamente era una quemadura de córnea.

Él me comentó que la capa superficial de la córnea se regenera constantemente, y dado que el daño que yo sufrí era considerado menor, con algunos días de reposo recuperaría el estado normal de mi vista.

Esos días de recuperación, lo que utilicé para hacer más cómoda la recuperación, fue:

Lágrimas artificiales.

Se consiguen en cualquier farmacia; ayudan muchos a contrarrestar las molestias en los ojos, que llega al punto de como dije anteriormente, no poder permanecer con los ojos abiertos por mucho tiempo.

Lentes de sol.

Los ojos se encuentran muy sensible, para una adecuada recuperación no se deben exponer a la radiación proveniente del sol.

En casos más severos, el doctor puede colocar un parche sobre el ojo, para reducir el dolor y favorecer el proceso de recuperación.

 


Recuerda que cada cuerpo es diferente, el hecho de que yo presentará estos síntomas y me recuperara con reposo y cuidado, no quiere decir que si no tienes uno de los síntomas antes descritos lo tuyo no sea una quemadura de córnea; o que si tienes los mismos síntomas, ya no iras al médico, solo guardaras reposo, no es así.

Tu visión es muy importante, apenas sientas algún tipo de deterioro en tu visión (visión borrosa, desenfoque) o dolor, debes acudir a un doctor especialista, a un oftalmólogo, él es la persona indicada para diagnosticarte y tratarte. No te quedes con la duda, el tiempo es vital. Que tengas muy buena suerte.


También puedes leer:

Lunares cancerígenos: Cómo reconocerlos? El cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más diagnosticados, y cuya incidencia ha ido aumentando en los últ...
Barba: puedo hacer que crezca? Somos humanos, la mayoría de nosotros no estamos conformes con algunas partes de nuestro cuerpo. Y en el caso de los...
Naranja agria y su uso como planta medicinal La naranja agria es un cítrico, como las naranjas, mandarinas o limones. Es "un primo de las naranjas", que, a pesar...